Renovación del Consejo Pastoral Diocesano

El pasado sábado, día 2 de julio, se renovó el Consejo Pastoral Diocesano (CPD) de la Archidiócesis compostelana.  La reunión, que tuvo lugar en la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales, comenzó a las 11’00 horas con una oración.

Acto seguido, monseñor Julián Barrio se dirigió a todos los miembros, recordando que el CPD es una forma muy eficaz de colaboración, diálogo, corresponsabilidad y servicio a una Iglesia, que quiere ser cada vez más sinodal.

Posteriormente, se procedió a la presentación de los miembros y a la constitución oficial del nuevo CPD. Dentro de los organismos de funcionamiento del CPD, resultó reelegido Rafael C. Casás Salgado, para el oficio de Secretario, y se realizaron las elecciones para formar la Comisión Permanente.

A continuación, Alfonso Novo Cid-Fuentes intervino ante el Pleno del CPD, dando cuenta de la actual situación de los trabajos del Sínodo Diocesano. Ya que el CPD debe ser quien elija a los laicos que formarán parte de la Asamblea Sinodal, Alfonso Novo expuso la normativa eclesial al respecto e informó a todos del proceso a seguir para realizar dicha elección.

Finalmente, el Vicario de Enseñanza, Luis Otero Outes, presentó el borrador del Programa Pastoral Diocesano para el curso 2016-2017, cuyo lema es “Sínodo: camino de comunión y servicio”. Destacó los dos objetivos generales: “Vivir el Sínodo como gracia extraordinaria para la renovación pastoral en servicio misericordioso a nuestro pueblo” y “Potenciar actitudes y espacios de comunión y corresponsabilidad”.

El encuentro se clausuró con la intervención de monseñor Barrio, quien animó a los miembros del CPD a ser “punta de lanza” en la acción pastoral diocesana.