Si Dios quiere

Nos llega esta comedia italiana desternillante que ha entusiasmado a público y crítica. A menudo las películas que quieren hablar de la trascendencia, o buscan trasmitir ideas netamente cristianas acaban siendo catequesis enfáticas dirigidas exclusivamente a un público ya convencido de antemano. Si Dios quiere, que no viene de un creyente, huye de ese planteamiento y se dirige objetivamente al gran público, creyente o no, en el formato de una divertida comedia muy abierta, que toca muchos palos y cuenta con personajes para todos los gustos. Este tono popular no le impide al film hablar con desenfado de cuestiones profundas como pueda ser la libérrima voluntad de Dios, el descubrimiento de la vocación o el prejuicio antirreligioso. Si Dios quiere se estrenó en Italia con gran éxito de público, y obtuvo el Premio David de Donatello al Mejor Director Novel y el Premio del Sindicato Italiano de Periodistas Cinematográficos en esta misma categoría; fuera de Italia ganó el Premio del Público en el Festival de Tokio.

Tommaso es un cardiólogo romano de fama, de mentalidad positivista y atea, y de personalidad prepotente y desabrida. Está casado y tiene dos hijos. La mayor ya está casada y vive con su marido en la puerta de al lado. El pequeño, Andrea, es un estudiante de medicina, que un día decide reunir a la familia para comunicarles una decisión. A partir de ese momento, todos los personajes experimentarán cambios en su vida que les convertirán en otras personas.

Si Dios quiere es una parábola moderna y en clave de humor que ilustra una realidad de la que dan cuenta algunos refranes o citas, tales como “el hombre propone y Dios dispone” o “los caminos de Dios no son los nuestros”. Al principio el film parece que habla de las decisiones que toman los protagonistas, pero más tarde comprendemos que en realidad habla de las decisiones que toma Dios.

La película supone el debut como director del guionista Edoardo Maria Falcone, autor de los guiones de la reciente comedia romántica ¿Te acuerdas de mi?, entre otros muchos títulos. El reparto, especialmente importante en una comedia, está encabezado por Marco Giallini (No te muevas), en el papel de Tommaso; Alessandro Gassman (hijo de Vittorio Gassman), en el papel de sacerdote y Laura Morante (La habitación del hijo), que hace de esposa de Tomasso.

sidiosquiere2

Fuente: Juan Orellana | pantalla90.es