Trescientas personas participaron en la peregrinación mariana de Equipos de Nuestra Señora a Herbón e Iria Flavia

Más de trescientas personas se reunieron este sábado pasado, día 12 de noviembre, en el convento franciscano de Herbón y en la Colegiata de Iria Flavia, convocadas por el movimiento matrimonial Equipos de Nuestra Señora (ENS), en una peregrinación mariana, que culminó tras la Eucaristía en una comida de confraternidad.

Matrimonios de distintos puntos de Galicia (los más jóvenes en compañía de sus hijos pequeños) pertenecientes a los Equipos de Nuestra Señora, así como personas procedentes de varias parroquias gallegas, protagonizaron una peregrinación mariana que tuvo por escenario el convento franciscano de Herbón y la Colegiata de Iria Flavia. En una jornada de lluvia y de convivencia, los asistentes a este encuentro rezaron el rosario y pudieron escuchar testimonios de dos matrimonios sobre su pertenencia y compromiso con Equipos de Nuestra Señora. Mientras los más pequeños disfrutaban del servicio de “guardería”, los matrimonios y el resto de personas que les acompañaban, abarrotaban la capilla del convento de Herbón.

Allí, un matrimonio de A Coruña, Olga y Manolo, con muchos años de experiencia en ENS ofrecieron su testimonio como “veteranos”. Después intervinieron Carmen y Miguel, un joven matrimonio de Santiago de Compostela, quienes también hablaron sobre sus vivencias en Equipos.

Al acabar el rezo del Rosario en Herbón, los asistentes se trasladaron a la Colegiata de Iria Flavia. Allí, el párroco de Padrón, Roberto Martínez, recordó a todos la historia del templo e ilustró a los miembros de ENS sobre sus características artísticas. La Eucaristía, muy participativa en los cánticos, la oración de los fieles y la acción de gracias con los niños al acabar la Comunión, puso fin a la peregrinación. A su término, todos los presentes se trasladaron a un conocido restaurante de la zona para participar en una comida de confraternidad.