Este Domingo de Pascua, 4 de marzo, la Iglesia Universal recuerda de modo especial la resurrección de Cristo. Con tal motivo, y para evocar el momento en que los discípulos de Jesús encontraron su sepulcro vacío, la icónica imagen del Cristo del Buen Viaje, en la Real Basílica de Santa María la Mayor de Pontevedra, ha sido objeto de una nueva intervención creativa por parte de los voluntarios del Equipo Kerigma de esta comunidad. La capilla ha amanecido con un aspecto, en apariencia contradictorio: por una parte, a los pies de la cruz se ha colocado un ataúd de madera, con la tapa descubierta, en cuyo interior simplemente se puede contemplar el sudario de mascarillas quirúrgicas que a lo largo de los últimos días ha llamado la atención de diversos medios de comunicación, tanto de ámbito local, como autonómico y hasta nacional.

Este elemento contrasta con el resto de la ambientación, claramente festiva, habiéndose engalanado esta capilla exterior, ubicada al pie de la torre del campanario, con globos de diversos colores: concretamente, blancos, dorados y azules. “Cuando vemos un féretro, suele evocarnos algo triste, negativo, desolador… Los globos representan justo lo contrario: nos recuerdan los buenos momentos, de felicidad, de fiesta, los momentos buenos e importantes, con la familia y los amigos”, comentan los voluntarios del Equipo Kerigma, autores de esta iniciativa. “Juntando el ataúd vacío y los globos, pretendíamos transmitir la alegría de la resurrección, que es el más grande y el mejor regalo de Pascua: ¡Jesús vive!”.

El sudario confeccionado a partir de mascarillas, que representa cómo Dios quiere hacerse presente en medio de nuestro dolor y sufrimiento, ya sea la actual pandemia por coronavirus, ya sea cualquiera otra de las pandemias físicas o espirituales que afligen al ser humano, ha cambiado de posición. Durante el Jueves y el Viernes Santo, estuvo colgando del travesaño; no obstante, el Domingo de Pascua se ha depositado en el interior de la caja, cobrando un nuevo sentido: “Fuera de la caja, el sudario de mascarillas quería mostrarnos a Jesús como la vacuna 100% eficaz para recuperar la paz y la alegría, dentro de la caja es otra clase de medicina, 100% capaz de vencer a la muerte”, continúan explicando. No hay que olvidar que la talla del Cristo del Buen Viaje presidió el antiguo cementerio que todavía rodeaba a esta iglesia en el siglo XIX: “Jesús no ha querido resucitar él sólo, ha querido compartirlo con todos los demás, incluyendo a aquellos que antaño fueron enterrados a los pies de esta imagen y a aquellos que les seguiremos”.

Próximas celebraciones

Las misas de hoy, Domingo de Pascua, se celebrarán en la Real Basílica con especial solemnidad, a las 9:30, 11:00, 12:00, 13:00 y 20:00 h. Se podrá traer desde casa el agua ya en recipientes, para su bendición. Todas estas celebraciones se ajustarán a la normativa vigente en materia de aforos, distancia de seguridad y medidas de higiene. Por ello, no se podrá acceder a los templos una vez alcanzada la capacidad legal permitida, no se harán actos de culto en el exterior y las entradas y salidas se harán por puertas distintas.