«Una mística para nuestro tiempo»