馃帳 Diario de un peregrino | La nueva generaci贸n

Hola, queridos ni帽os. 驴Y si en las aulas no est谩n los m谩s peque帽os? 驴Y si existe una generaci贸n que ha perdido el paso y no ha crecido? 驴Y si existiesen un mont贸n de personas entra帽ables pero todav铆a inmaduras en los trabajos, en el coche, en casa y haciendo los recados? Pues no est谩is solas. En esa tierra de nadie hay mucha gente. Conviene tomar conciencia. Al menos, una ventaja divina anida en ello: 鈥渟i no os hac茅is como ni帽os鈥︹

Dicen que los padres en los colegios dan m谩s problemas que los propios hijos. O que la catequesis pierde el tiempo si s贸lo trabaja la fe de los m谩s peque帽os鈥β Y que cuando uno escucha un 鈥済racias鈥, un 鈥渂uenos d铆as鈥, un 鈥減or favor鈥 o un 鈥渢ome mi asiento鈥, tendr铆a ganas de gritar como la que piropeaba a Jes煤s: 鈥溌iva la madre que te pari贸!鈥. Si a esta expresi贸n le faltase la interjecci贸n 鈥溌iva!鈥, rozar铆amos el des谩nimo ante esta generaci贸n.

Esta secci贸n viene cargada de esperanza tras un verano de m煤ltiples signos: la Jornada Mundial de la Juventud, por ejemplo: 鈥溌u茅 pocos j贸venes en la JMJ de Lisboa, si los comparamos con los que hay en el mundo!鈥 Bueno: con s贸lo 12 鈥減recarios鈥 ap贸stoles, 隆la que se 鈥渓i贸鈥! A la vista de tantos j贸venes en las Romer铆as del verano y con el bautizo de Ronaldo Nazario, ex del Real Madrid, tranquilos: crece una nueva generaci贸n.

Manuel 脕. Blanco