ActualidadEl futuro contenido de la asignatura de Religión y la sana preocupación...

El futuro contenido de la asignatura de Religión y la sana preocupación por la enseñanza en clave de género

La aprobación de la Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación supone que todas las asignaturas que cursa el alumnado en educación infantil, primaria, secundaria, bachillerato y formación profesional deben ser revisadas y actualizadas.

El texto legal en la exposición de motivos indica que la Ley concede importancia a cinco enfoques claves, transversales, siendo, el segundo en la relación, el de igualdad efectiva de mujeres y hombres. Para cada uno de estos enfoques se indica lo siguiente:

  1. El enfoque de derechos de la infancia está entre los principios rectores del sistema, según lo establecido en la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas, reconociendo el interés superior del menor, su derecho a la educación y la obligación que tiene el Estado de asegurar el cumplimiento efectivo de sus derechos.
  2. El Enfoque de igualdad de género se hará a través de la coeducación y fomentará en todas las etapas de aprendizaje, la igualdad efectiva de mujeres y hombres, la prevención de la violencia de género y el respeto a la diversidad afectivo sexual, introduciendo en educación secundaria la orientación educativa y profesional del alumnado con perspectiva inclusiva y no sexista.
  3. Enfoque orientado a que todo el alumnado tenga garantías de éxito en la educación por medio de una dinámica de mejora continua de los centros educativos y una mayor personalización del aprendizaje.
  4. Enfoque orientado a atender al desarrollo sostenible de acuerdo con lo establecido en la Agenda 2030. Educación para el desarrollo sostenible y la ciudadanía mundial ha de incardinarse en los planes y programas educativos de la totalidad de la enseñanza obligatoria, incorporando los conocimientos, capacidades, valores y actitudes que necesitan todas las personas para vivir una vida fructífera, adoptar decisiones fundamentales y asumir un papel activo- tanto en el ámbito local como mundial. A la hora de afrontar y resolver los problemas comunes a toda la ciudadanía del mundo. La educación para el desarrollo sostenible y para la ciudadanía mundial incluye la educación para la paz y los derechos humanos, la comprensión internacional y la educación intercultural, así como la educación para la transición ecológica, sin descuidar la acción local, imprescindible para abordar la emergencia climática, de modo que el alumnado conozca qué   consecuencias tienen nuestras acciones diarias en el planeta y generar, por consiguiente, empatía hacia su entorno natural y social.
  1. Necesidad de tener en cuenta el cambio digital que se está produciendo en nuestras sociedades y que forzosamente afecta a la actividad educativa. El desarrollo de la competencia digital en un nuevo hábitat en el que la infancia y la juventud viven cada vez más; en él aprenden, se relacionan, consumen, disfrutan de su tiempo libre. Con el objetivo de que el sistema educativo adopte el lugar que le corresponde en el cambio digital, se incluye la atención al desarrollo de la competencia digital de el estudiantado de todas las etapas educativas, tanto a través de contenidos específicos como en una perspectiva transversal, y se hace hincapié en la brecha digital de género.

Por su parte la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres establece que el sistema educativo incluirá entre sus fines la educación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y en la igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres.

Con estos mimbres la Conferencia Episcopal Española se ha dirigido a la comunidad educativa solicitando su colaboración para preparar los currículos de cada etapa educativa. Y la comunidad educativa ha estado trabajando desde el pasado mes de abril con la previsión de cerrar el último de los niveles educativos en este mes de noviembre.

La Iglesia católica ya ha puesto de manifiesto su opinión en muchos de estos temas con más o menos fuerza. Pero guste o no a la mayoría del pueblo de Dios, el igualar los derechos y libertades fundamentales, en según que aspectos del desarrollo personal es, todavía hoy en España, una asignatura pendiente.

La mujer sigue teniendo que elegir entre su maternidad y su formación y/o su vida profesional. Existen unas necesidades básicas del ser humano que deben ser cubiertas para cada individuo, sea del sexo que sea, y, que exigen el acceso de cada persona al mundo laboral. Mundo que sigue estando diseñado para la existencia de alguien que se ocupe del llamado trabajo de cuidados no remunerado y para el cual la sociedad moderna no acaba de dar soluciones. Y estas soluciones, cuando existen, no abarcan la realidad humana pues están dirigidas a una población sana y estereotipada que no atiende a los casos ordinarios de qué hacer con la persona enferma. Aunque no sea suficiente el trabajo de formación desarrollado en el mundo educativo para la solución del problema, es necesario que también la educación de las personas forme en este aspecto. Lo va a hacer, quiera o no el pueblo de Dios.

Dar un punto de vista cristiano al alumnado corresponde a la asignatura de religión católica, para eso la FCIglesia cuenta con el trabajo del Vaticano al que asesoran expertos en estos temas. El Santo Padre ha publicado una serie de documentos como Laudato Si, Fratelli Tutti, Amoris Laetitia, Gaudete et exsultate que conforman una respuesta a muchas de las propuestas realizadas por la legislación española de igualdad o educación.

No confundamos pues, las tonterías de algún miembro de la clase política o de algunos docentes que torticeramente buscan trabajar sus ideologías personales. La formación religiosa debe formar para dar respuesta a las preguntas y desafíos que el mundo actual está dirigiendo a la humanidad y en concreto a nuestros miembros más jóvenes. Negarse a hablar con la juventud de las realidades familiares distintas a la cristiana no hará más que dejarles sin argumentos, hacerles ver todas las dificultades y dolor que sufre una persona que renuncia a su maternidad, o a su sexo biológico les dará la posibilidad de ser libres. Y tal como hacen los currículos trabajados, se le ofrece a cada edad su respuesta adecuada, sin esconderse como las avestruces.

MAJOLU

Lo más visto

Condecoración a cuatro sacerdotes en la celebración del Pilar

Los sacerdotes Antonio Vila Brion, párroco de Baroña y Xuño, Ramón Jorge Mosquera (Porto do Son e unidas), Jesús López Míguez (Outes) y José...

«Polo Camiño da fe»: 75 anos da Irmandade Obreira de Acción Católica

A Irmandade Obreira de Acción Católica cumpre 75 anos de existencia. Os militantes de toda Galicia runíronse na Raíña para compartir una xornada de...

Más Entradas