IglesiaLas Jornadas de Formación del clero gallego se inauguran el próximo lunes...

Las Jornadas de Formación del clero gallego se inauguran el próximo lunes con la presencia del cardenal Stella

El Clero de las Diócesis gallegas tiene una cita en el Monasterio de Poio, del 11 al 13 de septiembre. Se trata de una nueva edición, ¡la número 25!  de la Semana de Formación Permanente del Clero de Galicia, en esta ocasión bajo el lema: “25 ANOS DAS XUNTANZAS DOS CREGOS DE GALICIA: VIVINDO A COMUÑÓN”.

Fue en el año 1993 cuando se iniciaron estas Jornadas, como respuesta a la publicación de la Exhortación apostólica postsinodal Pastores dabo vobis, que insistía tanto en la importancia de la Formación Permanente del Clero en sus diversas dimensiones.

Aunque la primera edición se desarrolló en Ourense, en los años sucesivos se vio que el Monasterio de Poio, junto a la ría de Pontevedra, era el espacio que reunía las mejores condiciones para este evento. De los 5 días que duraban los primeros encuentros, se pasó luego a ediciones más breves, hasta que se fijó la actual duración de 3 jornadas.

A lo largo de estos 25 años han pasado por nuestro encuentro centenares de sacerdotes, que se han beneficiado de un ámbito privilegiado de comunión y de formación. Han podido escuchar y establecer diálogos con decenas de ponentes, han compartido testimonios de vida y experiencias pastorales, han orado y celebrado la liturgia juntos,… todo ello en un ambiente de fraternidad, que ha reforzado los vínculos entre los distintos Presbiterios de las Diócesis de Galicia.

En esta ocasión, con motivo de las “Bodas de Plata”, se ha preparado un programa especial en el que hay que destacar la presencia del Emmo. y Rvdmo. Sr. D. Beniamino Stella, Cardenal Prefecto de la Congregación para el Clero. El Cardenal pronunciará la primera ponencia y presidirá la celebración de la Eucaristía.

Se  espera la asistencia de todos los Obispos de Galicia y de más de 200 sacerdotes de sus Presbiterios diocesanos.

ALGUNOS DATOS DEL CARDENAL BENIAMINO STELLA

  • Nació el 18 de agosto de 1941 en Pieve di Soligo, pueblo de 10.000 habitantes de la Diócesis de Vittorio Véneto, en el seno de una familia numerosa. Es el segundo de 12 hermanos.
  • Respondiendo a la llamada de Dios, ingresó en el Seminario Mayor Romano. Realizó sus estudios eclesiásticos en la Pontificia Facultad Lateranense de Roma.
  • Fue ordenado el 19 de marzo de 1966, recibiendo la imposición de manos de su tío Mons. Costantino Stella, Arzobispo de L’Aquila.
  • Con el placet del entonces Obispo de Vittorio Véneto, Mons. Albino Luciani – futuro Papa Juan Pablo I – ingresó en la Pontificia Academia Eclesiástica, institución en la que se forman los diplomáticos de la Santa Sede. Permaneció cuatro años en la Academia, concluyendo sus estudios con una Tesis doctoral sobre un tema relacionado con la libertad religiosa en los documentos de las Naciones Unidas.
  • Inició su ministerio en el Servicio Diplomático de la Santa Sede en 1970. Estuvo destinado tres años en Santo Domingo y tres en Zaire (actual República Democrática del Congo).
  • En 1976 fue llamado al Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia, donde trabajó durante dos años. En 1978 fue enviado a Malta donde permaneció hasta 1983.
  • En 1983 fue llamado de nuevo a Roma, a colaborar en el mismo Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia, ocupándose de los temas de América Latina. Era entonces Secretario de Estado el Cardenal Agostino Casaroli.
  • El 21 de agosto de 1987 fue nombrado Arzobispo titular de Midila, siendo consagrado en la Basílica de S. Pedro del Vaticano por el Papa Juan Pablo II.
  • En noviembre de ese mismo año fue nombrado Nuncio Apostólico en la República Centroafricana, en la República Democrática del Congo y en la República del Chad, país que sería visitado por el Papa Juan Pablo II en 1990.
  • En 1992 fue destinado a Cuba, donde permaneció durante seis años, dejando una huella inolvidable. Fue el encargado de coordinar la histórica visita del Papa Juan Pablo II a la isla en 1998.
  • En 1999 se le encomendó la Nunciatura en Colombia, donde durante más de ocho años visitó las circunscripciones eclesiásticas y acompañó a los Obispos, afrontando una compleja y peligrosa situación social. Al despedirse del país, el presidente de Colombia le impuso la Orden de San Carlos, una de las más prestigiosas distinciones de la nación.
  • En mayo de 2007, invitado por el CELAM, asistió a la Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Aparecida (Brasil). En noviembre de ese mismo año fue nombrado Presidente de la Pontifica Academia Eclesiástica, donde se esforzó en potenciar la espiritualidad y las virtudes sacerdotales, frente a la tentación “carrerista”.
  • El 21 de septiembre de 2013 fue nombrado Prefecto de la Congregación para el Clero, uno de los principales organismos de la Curia Vaticana, sustituyendo al Cardenal Mauro Piacenza.
  • El 22 de febrero de 2014 fue creado Cardenal, Diácono de los Santos Cosme y Damián.

 

Lo más visto

Condecoración a cuatro sacerdotes en la celebración del Pilar

Los sacerdotes Antonio Vila Brion, párroco de Baroña y Xuño, Ramón Jorge Mosquera (Porto do Son e unidas), Jesús López Míguez (Outes) y José...

«Polo Camiño da fe»: 75 anos da Irmandade Obreira de Acción Católica

A Irmandade Obreira de Acción Católica cumpre 75 anos de existencia. Os militantes de toda Galicia runíronse na Raíña para compartir una xornada de...

Más Entradas