ActualidadMemoria 2017 de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela

Memoria 2017 de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela

  • Cáritas practicó 97.440 atenciones
  • 51.403 personas fueron las destinatarias de la acción desarrollada

Durante la presentación de la Memoria 2017 de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela, el director diocesano, José Anuncio Mouriño Rañó, dejó constancia de que un total de 51.403 personas fueron las destinatarias de la acción desarrollada, las personas atendidas 18.041 y el número de atenciones practicadas 97.440. Un trabajo que se desarrolla contando con cinco Cáritas interparroquiales, 301 parroquiales, 2.965 voluntarios y 129 trabajadores

En el encuentro informativo se recordó que la labor de Cáritas es la promoción integral del ser humano, “apostamos por un desarrollo que no se mida únicamente en términos económicos sino que contemple dimensiones más amplias y profundas”, citando el desarrollo intelectual, ético, social, espiritual o religioso. El director diocesano insistió en que se trabajaba por una Cáritas de salida que promocione a la persona. Volviendo a insistir en que la pobreza se cronifica cada vez más

Transparencia

Al presentar los datos contenidos en la Memoria, Mouriño Rañó constató que Cáritas mantiene su línea de transparencia con la comunidad: “si podemos prestar ayudas es gracias a las aportaciones que recibimos de la sociedad”. De ahí que insistiera en que “debemos concienciar a la sociedad que tiene que cooperar para erradicar la pobreza, no para paliarla”. Durante su intervención recordó datos y cifras significativas. Los gastos generados durante el ejercicio, señaló, superaron los seis millones de euros, de los que 2.667.681 se destinaron a las ayudas; el coste de los atendidos fue de 358 euros y el de los beneficiarios 125 euros. Al referirse al capítulo de las ayudas señaló que las más importantes estuvieron destinadas a las necesidades básicas: alimentos, ropa, etc, con 1.049.735 euros, representando el 41%; la vivienda (suministros y alquileres), se situaron en el segundo lugar con 646.860 euros y el 16%.

Empresas de inserción laboral

El director de Cáritas se centró en el trabajo que se viene desarrollando para la constitución de empresas de inserción laboral, haciendo especial hincapié en los datos de la Memoria de ARROUPA y adelantando que la próxima que se va a crear es una en el sector agrícola en base a huertas ecológicas.

El objetivo de ARROUPA es el de crear empleo estable que dé oportunidades a personas en riesgo de exclusión social, asegurando a cada participante condiciones de trabajo y una remuneración digna, así como una formación y acompañamiento y estimulando su desarrollo personal y toma de responsabilidades, buscando el objetivo de la inserción en el mercado laboral. En la actualidad la empresa cuenta con 23 trabajadores (12 mujeres y 11 hombres), de las que 21 son personas de inserción. ARROUPA cuenta con tres tiendas de segunda mano en Santiago, A Coruña y Pontevedra; un total de 200 contendores instalados y 56 roperos parroquiales, lo que hacen total de 265 puntos de recogida que el año pasado significaron 784 toneladas de ropa.

Por su parte el proyecto Huertas persigue la formación de personas en riesgo de exclusión social para su inserción en el mercado rural y buscando su empleabilidad. Con ello se persigue promover un consumo justo y sostenible y responsable, mediante canales cortos de comercialización, y partiendo de los principios de Economía Social y Solidaria, que tiene en cuenta a las personas, el medio ambiente y el desarrollo sostenible y sustentable, por encima de otros intereses. La iniciativa busca que las personas aprendan a producir en la tierra, para lo que se va a contar con 155.138 metros cuadrados de fincas  que cede el Arzobispado y otras que son de Cáritas. La empresa que se encargará del proyecto se constituirá en el transcurso del presente año e inicialmente cuenta ya con un responsable, que es ingeniero agrónomo, una perito agrícola y una trabajadora social

Balance económico

En los estados contables se señala que el gasto se ha mantenido en los niveles del ejercicio anterior siendo la partida principal la relacionada con las ayudas. Los ingresos crecieron por encima, un 3%, siendo la partida de herencias y su ejecución la principal causa de este incremento

En el apartado del empleo Mouriño Rañó mencionó que las personas atendidas fueron 4.366, los participantes en acciones formativas 548 y las inserciones laborales 960 alcanzando un nivel de colocación del 35%, “es una ratio muy buena que demuestra que se van alcanzando objetivos y que las personas puedan ser autónomas por medio de un trabajo sin tener que depender de ningún servicio social”, subrayó.

Lo más visto

Condecoración a cuatro sacerdotes en la celebración del Pilar

Los sacerdotes Antonio Vila Brion, párroco de Baroña y Xuño, Ramón Jorge Mosquera (Porto do Son e unidas), Jesús López Míguez (Outes) y José...

«Polo Camiño da fe»: 75 anos da Irmandade Obreira de Acción Católica

A Irmandade Obreira de Acción Católica cumpre 75 anos de existencia. Os militantes de toda Galicia runíronse na Raíña para compartir una xornada de...

Más Entradas