Voces de esperanzaTestimonio: Sonia Milagros González Iglesias, enfermera en el CHUS

Testimonio: Sonia Milagros González Iglesias, enfermera en el CHUS

Sonia Milagros González Iglesias es enfermera en el CHUS de Santiago de Compostela. Con muchas horas de trabajo en las urgencias, ahora está dedicada de lleno a la lucha contra el COVID 19. Forma parte del personal encargado de realizar los tests a los pacientes.

 

¿Qué opinas del Coronavirus?

El coronavirus no me preocupa tanto como la rápida implantación de privación de libertades en todos los ámbitos, incluida la asistencia a los templos.

 

¿Te cuesta estar en casa? Por qué?

No me cuesta estar en casa porque todos los días tengo que ir a trabajar como todos mis compañeros sanitarios.  He tenido que aislarme del resto de mi familia y nos comunicamos por teléfono o me saludan desde la ventana.

 

Algo que te ayude a sobrellevar mejor la rutina diaria actual.

Cuando no trabajo aprovecho para hacer cosas que tenía pendientes. El domingo empecé a ver la serie que rodó Concha Velasco sobre Teresa de Jesús. Hace tiempo que tenía los 3 DVD de ella porque es mi santa preferida pero no encontraba el momento para esto. También organizo mis comidas para varios días. Suelo tener apagada la televisión y hacia la noche pongo la radio.

 

Qué lección podemos sacar de todo esto.

La lección que podemos sacar de todo esto es la fragilidad de la persona humana. Todo nuestro ego se desmonta en un momento desde el punto y hora en que un virus es capaz de desmantelar nuestra vida.

 

Unas palabritas para Dios.

Todo lo que Dios permite es para nuestro bien, de modo que Dios proveerá.

 

Una dedicatoria para alguien.

Dedico mi oración a todos los que sufren espiritualmente, psíquicamente y físicamente. Los pongo bajo el manto de nuestra madre la Virgen María.

 

Un modo de servir a los demás sin salir de casa.

Sin salir de casa puedes llamar por teléfono a muchas personas y darles una palabra de aliento. Empezando por los de tu familia. También podemos pensar en  cosas bonitas para hacer por los demás  cuando se acabe el confinamiento, incluso estaría bien anotarlas en una lista para no olvidarlas.

 

Un sueño para el futuro.

Mi sueño para el futuro es que desaparezca la desconfianza ya que  el tipo de medidas que se adoptan actualmente debido al coronavirus la fomentan. Volvamos a confiar en nuestro prójimo y también en Dios como nos enseña la Divina Misericordia.

 

Lo más visto

Condecoración a cuatro sacerdotes en la celebración del Pilar

Los sacerdotes Antonio Vila Brion, párroco de Baroña y Xuño, Ramón Jorge Mosquera (Porto do Son e unidas), Jesús López Míguez (Outes) y José...

«Polo Camiño da fe»: 75 anos da Irmandade Obreira de Acción Católica

A Irmandade Obreira de Acción Católica cumpre 75 anos de existencia. Os militantes de toda Galicia runíronse na Raíña para compartir una xornada de...

Más Entradas