Visita navideña de mons. Julián al Centro Penitenciario de Teixeiro

Uno de los lugares donde estos días de Nadal pasarán con una cierta amargura es la cárcel de Teixeiro. Pero desde la fe podemos alentar esperanzas.

Con este ánimo el arzobispo de Santiago de Compostela, mons. Julián Barrio, realizó su visita anual a los hermanos y hermanas presas este miércoles 21. Junto a unos 150 internos acompañados del Director José Ángel Vázquez Yáñez y otros funcionarios, el Delegado episcopal de Cáritas Jesús García Vázquez,  así como la Delegada de Pastoral Penitenciaria,  Yolanda Sánchez y varias voluntarias y los sacerdotes que colaboran con la Capelanía, D. Julián Barrio celebró la Eucaristía. En la homilía, el arzobispo  señaló que siempre se sintió muy acogido y acompañado en la fe por los hermanos presos. Les recordó la importancia de hacer el camino de la vida acompañados para llegar más lejos, y de acompañar nosotros también a los demás pues todos tenemos mucho que ofrecer: “Que no tengamos miedo de mostrar nuestra luz interior y de que nuestras vidas bajo la mirada de Dios son una preciosa obra de arte cuando somos capaces de sacar lo que nos sobra”.

A continuación visitó el módulo 9, de atención a internos con especiales necesidades psquiátricas donde Cáritas diocesana entregó una T.V. agradeciendo la entrega de un lote de broches para regalo hechos en los talleres por los presos de este módulo.