• Los vecinos se afanan con alfombras y pequeños altares: fue el sábado, víspera de la jornada grande

Cambeda, en Vimianzo, honró este pasado fin de semana a Nuestra Señora de Fátima. Día grande fue el domingo, pero también el sábado resultó especial, con una vistosa procesión nocturna (imagen) que este año salió desde Cubes para pasar por Rasamonde y llegar al templo parroquial. La luz de las velas portadas por la comitiva ilumina la noche oscura y los vecinos se afanan con alfombras de flores y pequeños altares.

 

Fuente: La Voz de Galicia