Diario de un peregrino: Espíritu de Navidad

Querido diario: ¿qué haría un periodista si, al preguntar en Cáritas por   qué hay usuarios que no se llevan ciertos alimentos, éstos le respondiesen que por no saber cocinarlos? Primero lo investigaría y después lo contaría. Luego, si su vocación le lleva más allá de las palabras y los párrafos, trataría de buscar una solución. Empezaría por otras personas o instituciones. Y si el corazón aún late lleno de amor emocionado por la humanidad y de buenas noticias puede, incluso, llegaría a remangarse y a ponerse un delantal.

Esta experiencia la vivió la periodista Chus Castro, quien junto a Manuel Rodríguez y otros profesionales, prepararon una colección de videos con Cáritas Interparroquial de A Coruña titulados “Aprende a cociñar na Coruña”. En ellos, diferentes comunicadores han entrevistado a personas que elaboraron distintos platos sencillos para mostrar a personas de otras culturas cómo preparamos la comida en esta tierra. Chefs como Pepe Solla, Pablo Gallego o Xoanqui Ameixeiras; figuras institucionales como como Valentín González Formoso o el Juez Taín. Gente del deporte, del arte y de la ciencia, etc… Verdaderos condimentos para un plato solidario de 6 tenedores. Esto inspiró un libro de recetas que están presentando. Con espíritu navideño.

Las acciones solidarias requieren esfuerzo. Salir de uno mismo; echarle horas y ganas. Por eso me acordé de la frase fatídicamente famosa de Verónica Forqué: “No puedo más”. Miña pobre. Se burlaron de ella cuando expresó su cansancio y desaliento, probablemente a causa de alguna enfermedad emocional. Si perdemos la esperanza; si no vemos la salida; si las circunstancias nos hacen vulnerables, Dios dé alguien cerca, involucrado, sereno y baluarte.

Dicen los expertos que hablar o preguntar sobre los “tabúes” de otra época como el suicidio o la muerte, etc., no incita al mal ni provoca pesadillas mentales. Tal vez callamos demasiado. Puede que, incluso, dejemos de abrazarnos con noticias que alegran de verdad el corazón. ¡Que sea Navidad!