El nuevo equipo de la Delegación del Laicado de nuestra Diócesis ya hemos comenzado a caminar juntos…

La primera reunión de trabajo tuvo lugar en la Casa diocesana de Ejercicios de Santiago, estando presentes los nuevos miembros del equipo de la Delegación del Laicado, incluido nuestro delegado, Alfredo Losada. De esta forma, comenzamos a caminar juntos en esta nueva etapa de renovación pastoral en nuestra Archidiócesis con muchas ganas e ilusión.

Como no podía ser de otro modo comenzamos nuestra reunión con un momento de oración, poniéndonos a disposición del Espíritu Santo, teniendo muy presente la Iglesia que sueña y que debemos contribuir a construir con nuestros dones y nuestro esfuerzo…

«Sueño con una Iglesia consolidada en el mensaje de Jesús, una Iglesia evangelizadora, que trasmita la felicidad que nace del evangelio.

Una Iglesia en la que  se nos llama a cada uno por su nombre, pero que pongamos nuestro yo al servicio de la comunidad

Una Iglesia que tuviese experiencia de Dios.

Una Iglesia que utilice el encuentro, la acogida y la escucha como herramientas para la misión. Una misión a la que hay que ser fieles.

Una Iglesia en misión, de puertas abiertas, en la que todos interactuemos.

Una Iglesia sin muros, Una Iglesia sin miedos a abrirnos a las realidades. Una Iglesia extrovertida.

Una Iglesia de cristianos hermanados en peregrinación con Cristo.

No quiero una Iglesia vieja, tradicional, jerárquica, rancia y oscura.

Quiero una Iglesia clara, limpia, renovadora, sencilla, actualizada, que irradie felicidad»

Tras la oración, llegó el turno de las presentaciones, que nos permitió conocernos ya que algunos ya habíamos coincidido y trabajado juntos pero otros no. El equipo está formado por 6 personas de distintas procedencias, profesiones, colaboraciones dentro de la Iglesia (Cáritas, COF, Centro Diocesano de Escucha, pastoral penitenciaria, HOAC,..) eso si muy compenetrados al estar todos unidos por el mismo Espíritu que nos guía en el camino.

Y luego ya nos pusimos sin demora manos a la obra:

El delegado nos comentó la estructura de nuestra Delegación de Laicado dentro de la renovación que nuestro arzobispo D. Francisco está llevando a cabo en la Diócesis. También nos marcó cuales serán los ejes de nuestro equipo de trabajo: sinodalidad, discernimiento, diálogo y escucha.

Y pasamos a trabajar a fondo sobre alguna de las actividades y proyectos a realizar  próximamente en la Delegación y que os mantendremos informados.

Terminamos con una propuesta de trabajo a la siguiente reunión, donde estableceremos los objetivos y las competencias de la Delegación, así como las coordinaciones con otras instancias de la diócesis: vicarías, delegaciones, movimientos y asociaciones laicales…

Sin duda, una reunión muy fructífera con muy buen ambiente de trabajo.  Así da gusto caminar…