Voces de esperanzaLa Iglesia del primado de Pedro y el amor eterno

La Iglesia del primado de Pedro y el amor eterno

A orillas del lago de Galilea se levanta este templo. Dentro hay una roca natural conocida como “Mensa Christi”, la mesa de Cristo. Según la tradición, ahí preparó Jesús unas brasas para el almuerzo de los discípuloas a la vuelta de la pesca. Al parecer, fue aquí donde le pregunta a Simón, “Pedro, ¿me amas?”, como “deshaciendo” las tres negaciones anteriores del Apóstol. Una vez más, este rincón de la Tierra Santa tiene que ver con el amor y el discipulado. Cristo resucitado vuelve a Galilea, que simboliza nuestra vida cotidiana; y él está ahí. A pesar de nuestras negaciones, él nos acepta siempre. Aunque en el momento de la verdad le hubiese traicionado el amigo más cercano, infinita es su misericordia y su perdón.

Fray Paco

Artículo anteriorLa fe de María
Artículo siguienteVida sana: establecer y cuidar rutinas

Lo más visto

Condecoración a cuatro sacerdotes en la celebración del Pilar

Los sacerdotes Antonio Vila Brion, párroco de Baroña y Xuño, Ramón Jorge Mosquera (Porto do Son e unidas), Jesús López Míguez (Outes) y José...

«Polo Camiño da fe»: 75 anos da Irmandade Obreira de Acción Católica

A Irmandade Obreira de Acción Católica cumpre 75 anos de existencia. Os militantes de toda Galicia runíronse na Raíña para compartir una xornada de...

Más Entradas