Los jóvenes voluntarios de Cáritas finalizan el Camino

  • En su estancia en Compostela visitarán centros y programas de la institución en la Diocesana de Santiago
  • Manuel Bretón, presidente de Cáritas Española : “después de 75 años seguimos estando para ayudar a los más necesitados”

Los jóvenes voluntarios de Cáritas, pertenecientes a distintas Diocesanas de nuestro país, finalizaron el Camino Francés después de una ruta de seis días para llegar a la Plaza del Obradoiro donde mostraron   su satisfacción por la misión cumplida y al recibir el certificado acreditativo, la Compostela, de haber realizado el Camino. Cruzaron la Puerta Santa, visitaron la capilla que guarda el sepulcro del Apóstol y asistieron a la Misa del Peregrino

Con el lema “Caminemos hoy por un mañana mejor”, los peregrinos de Cáritas recorrieron las localidades de Sarria, Porto Marín, Palas de Rei, Melide, Arzúa, Pedrouzo y Santiago. En el último tramo del Camino se les unió Manuel Bretón Romero, presidente de Cáritas Española, que les animó para que sigan trabajando a favor de las personas que los más necesitan, “Cáritas”, señaló,  “sigue estando donde tiene que estar apoyando y ayudando a los necesitados” . Les recordó los 75 años que ha cumplido la institución como confederación de entidades de acción caritativa y social de la iglesia católica.

A lo largo de las distintas etapas los jóvenes protagonizaron encuentros en los que analizaron los logros y las metas conseguidas y alcanzadas a lo largo del día, y visitaron las zonas monumentales que atravesaron durante el recorrido. En estos encuentros se profundizó en que los jóvenes voluntarios de Cáritas siguen el modelo de Acción Social: acompañar, promover, soportar, potenciar, posibilitar, dinamizar, detectar, y valorar a la persona.

Otras realidades

Durante los tres días que el grupo de peregrinos permanecerá en Santiago, antes de retornar a sus puntos de origen, celebraran diversas reuniones de análisis de las experiencias vividas, relacionadas fundamentalmente con el cuidado de las personas y la naturaleza. Harán también excursiones destacando el desplazamiento hasta la localidad de Porto do Son donde pasarán una jornada en el campamento de verano Arnela que tiene Cáritas. Conocerán las realidades de otras Cáritas y en concreto el funcionamiento de los programas Cativos y Agarimo, de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela.

A lo largo del Camino los jóvenes voluntarios de Cáritas estuvieron acompañados por un equipo de seis personas, todas ellas agentes de la institución, que se encargaron de la realización de las rutas, de los itinerarios, de las etapas, de la manutención y alojamientos, de la asistencia sanitaria y del traslado de los materiales precisos para el camino