ActualidadLa parroquia de Carballo llega allí donde no lo hace la Administración

La parroquia de Carballo llega allí donde no lo hace la Administración

  • La demanda de ayudas, alimentos y de cobijo temporal se ha disparado con la crisis

La parroquia de Carballo, que dirige el sacerdote José García Gondar, se ha convertido en los últimos años en la tabla de salvación de muchas personas, familias, asociaciones e instituciones que precisan de todo tipo de ayuda urgente. Afectados que no entienden de horarios, festivos, fines de semana, libranzas, vacaciones o trámites burocráticos.

Desde el punto de vista humanitario Cáritas Bergantiños atiende cada mes a más de 270 familias que precisan de un alimento que llevarse a la boca. Esta próxima semana hará entrega de una nueva remesa de alimentos. Un dato: desde que estalló la crisis sanitaria han solicitado ayuda de emergencia social más de 90 familias, que antes del covid-19 no precisaban de apoyo alguno. Y esta cifra, lejos de reducirse, aumenta con el transcurso de las semanas, hasta tal punto que las 15 toneladas de productos entregados por Cruz Roja cada tres meses se evaporan en un abrir y cerrar de ojos. Gracias al apoyo de empresas y particulares en Cáritas vuelve a haber reservas de alimentos no perecederos, sobre todo leche. También se lleva a cabo un servicio de escucha y acompañamiento psicológico y espiritual.

Pero el apoyo va más allá de la mera entrega de alimentos. Y el perfil de usuario que timbra en la iglesia de San Xoán no es único, sino muy variado. Mujeres víctimas de violencia machista que huyen de sus agresores, madres jóvenes con hijos pequeños a su cargo que se encuentran literalmente en la calle y no tienen a dónde ir. Personas desempleadas de larga duración y en grave riesgo de exclusión social… Desde la Guardia Civil y otras instituciones solicitan de forma habitual al párroco si puede echar una mano a una persona que precisa de un alojamiento temporal en algún albergue parroquial. Y José García no entiende de horarios y fines de semana: «En calquera momento pode soar o teléfono e hai que estar atento. O apoio é as vinte e catro horas do día», argumentó.

El párroco jamás ha tenido una negativa por respuesta. Un ejemplo: cuando en enero un grupo de abogados y procuradores de Carballo, amparados por sus respectivos colegios profesionales, solicitaron la creación de un punto de mediación judicial similar al que opera en Corcubión, las Administraciones no estuvieron tan ágiles como José García Gondar, quien no tardó ni 24 horas en ceder dos antiguas salas de catequesis para que los profesionales pudieran llevar a cabo estas labores de mediación judicial. Los trámites estaban casi finiquitados y algún juzgado avaló la medida, pero el covid-19 lo paralizó todo. Según explicó José García, tan pronto finalice el estado de alarma se pulirá un proyecto pionero en el partido judicial carballés.

Pero es que además, la parroquia carballesa es promotora o colaboradora en un sinfín de talleres formativos, muchos de los cuales tienen por objetivo facilitar el acceso a la educación y la inserción en el mercado laboral. Así, las instalaciones parroquiales acogerán desde mañana clases presenciales del curso Preparación de Competencias Claves, promovido por Radio ECCA, una entidad sin ánimo de lucro que trabaja con colectivos desfavorecidos. Serán 10 alumnos los que participen en este taller de 93 horas de duración. Son alumnos de que apenas tienen formación y ven en este obradoiro la única opción para presentarse a un examen que convoca la Xunta de Galicia.

Fuente: La Voz de Galicia

Lo más visto

Condecoración a cuatro sacerdotes en la celebración del Pilar

Los sacerdotes Antonio Vila Brion, párroco de Baroña y Xuño, Ramón Jorge Mosquera (Porto do Son e unidas), Jesús López Míguez (Outes) y José...

«Polo Camiño da fe»: 75 anos da Irmandade Obreira de Acción Católica

A Irmandade Obreira de Acción Católica cumpre 75 anos de existencia. Os militantes de toda Galicia runíronse na Raíña para compartir una xornada de...

Más Entradas