Comunicado del Arzobispado de Santiago

Ante la barbarie terrorista sufrida en la ciudad de París, con más de un centenar de víctimas inocentes, y decenas de heridos, la Iglesia en Santiago reza por los fallecidos y por sus familias, confía en el restablecimiento de los hospitalizados y muestra su solidaridad en el dolor a toda la nación francesa. La Iglesia que peregrina en Santiago de Compostela pide al Dios de la vida que acoja a las víctimas y dé consuelo a sus familias, al tiempo que condena y rechaza estos actos criminales contra la Humanidad.