OpiniónMomento Blanco, en Cope: amores buenos

Momento Blanco, en Cope: amores buenos

Joaquín “el del fin” (de + el + fin, separado), era un tipo pesimista, cenizo, negativo, triste, lángido… tan desanimado que, cuando uno le saludaba: “¿qué tal, Joaquín?”, siempre respondía con algún tipo de desilusión y una muletilla: “la cosa va mal, presiento que se acerca mi fin”. De ahí su apodo. Un día se echó novia y su vida cambió por completo.

Veía el futuro con optimismo, animaba a los que pasaban por un bache, echaba una mano en cualquier iniciativa… La pandilla acabó por renombrarle: “Joaquín el del por fin”. Cuando a uno se le arriman amores buenos, sucede una transformación. Los buenos amores te conducen, te respetan, te protegen, te contagian, te animan, te comprenden y disculpan; te sostienen, te aguantan, te esperan, te miman y también te exigen.

Como apunta el méster de clerecía y remacha el de juglaría, necesitamos interiorizar un relato “del buen amor”. La Navidad es uno de los más grandes. Los amores ficticios, los “amores perros” y los “amores de barra”, ahogan el alma como en un espejismo; Amar, aunque sea en tiempos revueltos, como estos, suscita la magia de entregarse.

Manuel Ángel Blanco
(Cope, 23 de diciembre 2017)

Artículo anteriorVivir la Navidad
Artículo siguienteA pena de morte

Lo más visto

Condecoración a cuatro sacerdotes en la celebración del Pilar

Los sacerdotes Antonio Vila Brion, párroco de Baroña y Xuño, Ramón Jorge Mosquera (Porto do Son e unidas), Jesús López Míguez (Outes) y José...

«Polo Camiño da fe»: 75 anos da Irmandade Obreira de Acción Católica

A Irmandade Obreira de Acción Católica cumpre 75 anos de existencia. Os militantes de toda Galicia runíronse na Raíña para compartir una xornada de...

Más Entradas